«

Imprimir esta Entrada

¿Cómo está París después de los atentados?

Muchas personas me preguntaron, a la vuelta de mi viaje a Francia, “¿cómo está París después de los atentados?“. ”¿De verdad?, he respondido, tenemos la impresión de que no pasó nada, porque la vida es totalmente normal: la gente va a trabajar todos los días, conversa en las terrazas de los cafés, sale por la noche a escuchar conciertos… como antes“. Pero, también, las flores que adornan la plaza de la República, el boulevard Voltaire, delante del Bataclan, hasta ahora cerrado, o el bar “La belle équipe”, en la calle de Charonne, recuerdan cada día que pasó algo grave, que las cosas han cambiado y ¡que existe un riesgo de un nuevo tipo! “Es como vivir con los terremotos, me dice un amigo francés, sabes que un día algo puede ocurrir donde estés, pero no sabes cuándo, no puedes preverlo, sin embargo, no por eso te vas a vivir fuera de Chile.

Si en parte consideré que mi amigo tenía razón en la manera de vivir el día a día, la gran diferencia es que, en el caso de los terremotos, tenemos un riesgo de carácter natural con el cual realmente no se puede hacer nada, mientras que en el caso de los atentados, sí se puede intervenir.

La prueba la tenemos en la policía de París, que desde los primeros atentados ha cambiado totalmente su sistema de vigilancia. Pero también la ciudadanía inició un proceso de reflexión sobre las causas de los atentados. “¿Cómo jóvenes franceses deciden de un día para otro suicidarse y matar a inocentes?” Muchos debates se abrieron sobre el sistema de integración francés, sobre el desarrollo urbano de las ciudades, sobre la religión y la tolerancia. En especial, la Alcaldesa de París, Anne Hidalgo, había declarado la noche de los atentados: “Tenemos que reflexionar sobre el estado de nuestra sociedad. ¿Por qué algunos se convierten en asesinos y terroristas? Nuestra sociedad está generando rechazos hacia el derecho a la palabra, hacia la democracia, el respecto hacia el otro y el vivir juntos. La respuesta no es sencilla.” Para concretizar esta propuesta, la Alcaldesa ha lanzado recién una gran consultación ciudadana llamada “Parisinos, tienen ustedes la palabra”. En la noche del 2 al 3 de abril, los habitantes de la capital fueron invitados a “rehacer el mundo”. La iniciativa no es solo un antídoto para superar el trauma post ataques. “En la crisis que estamos viviendo, dijo la Alcaldesa de París, el papel de la política no es solo tener una visión y aplicar un programa. Es volver a crear espacios democráticos de expresión entre los lugares institucionales y los lugares de vida.” En el sitio Web de la ciudad, los parisinos fueron invitados a ofrecer lugares de debate. Asociaciones, instituciones o individuos han sugerido cientos de sitios: cafés, restaurantes, librerías, asociaciones locales, pero también una discoteca en una barcaza, una guardería, unos centros deportivos, un museo, abierto para la ocasión. Del mismo modo, la iglesia Saint-Eustache abrió sus puertas a un periódico para un debate sobre el tema “¿Qué es lo que nos pasa?”. Además, la ciudad incluyó casi 60 temas propuestos por las mismas personas o instituciones: “¿La juventud se toma en serio?”, “Adolescentes y padres”, “Feminista en 2016″, “El final de los residuos de plástico”, “El sueño de los niños”, “Comida orgánica”, “Denunciantes”… Tantos problemas que conviven con temas mucho más políticos: “Laicismo”, “El estado de emergencia”, “Participación ciudadana”, “Democracia”, pero también “El terrorismo” o “La recepción de los migrantes”, como en un liceo convertido en un centro de alojamiento para refugiados, donde se realizó una reunión entre los refugiados que recién había llegado y los migrantes que han logrado su integración en Francia.

Una experiencia de participación ciudadana inédita que, sin duda, abrió nuevos espacios de respiración y consolida el proceso de resiliencia de los parisinos.

Georges Bonan, Presidente Alianza Francesa ICF Región Coquimbo

Enlace permanente a este artículo: http://alliancesfrancaises.net/portal/serena/2016/04/04/como-esta-paris-despues-de-los-atentados/